Saltar al contenido

Papas a la Francesa

papas a la francesa

Las papas a la francesa son un acompañamiento popular en todo el mundo, conocidas por su exterior crujiente y su interior tierno. Aunque puedes comprar papas a la francesa congeladas en la tienda, nada supera el sabor de las papas a la francesa caseras. Además, son muy fáciles de hacer. Esta receta es para aproximadamente 4 porciones.

Contenido:

    Ingredientes

    • 4 papas grandes
    • Aceite para freír
    • Sal al gusto

    Preparación

    1. Lava bien las papas y córtalas en tiras del grosor deseado. No es necesario pelar las papas, a menos que prefieras tus papas a la francesa sin piel.
    2. Coloca las papas cortadas en un tazón grande de agua fría y déjalas remojar durante al menos una hora. Esto ayudará a eliminar el exceso de almidón y hará que las papas a la francesa sean más crujientes.
    3. Después de que las papas hayan remojado, sécalas completamente con toallas de papel.
    4. Calienta el aceite en una freidora o una sartén grande a fuego medio-alto. El aceite debe estar lo suficientemente caliente para que una papa sumergida en él burbujee inmediatamente.
    5. Fríe las papas en el aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes, aproximadamente 5-7 minutos.
    6. Usa una espumadera para retirar las papas del aceite y transfiérelas a una bandeja con papel de cocina para drenar el exceso de aceite.
    7. Sazona las papas a la francesa con sal mientras aún están calientes.
    8. Sirve las papas a la francesa inmediatamente, mientras aún están calientes y crujientes.

    Tips adicionales

    • Asegúrate de no sobrecargar la freidora o la sartén con papas, ya que esto puede bajar la temperatura del aceite y hacer que las papas se vuelvan grasosas en lugar de crujientes.
    • Puedes experimentar con diferentes condimentos para tus papas a la francesa. Algunas buenas opciones podrían incluir pimienta negra, ajo en polvo, queso parmesano rallado o pimentón.
    • Las papas a la francesa son mejores cuando se sirven inmediatamente, pero si tienes sobras, puedes recalentarlas en el horno para que vuelvan a estar crujientes.

    Esperamos que disfrutes de estas deliciosas y crujientes papas a la francesa caseras. ¡Buen provecho!